Puedes prevenir las enfermedades del corazón siguiendo un estilo de vida saludable. Hay unas recomendaciones imprescindibles a seguir para prevenir el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

La enfermedad cardíaca puede ser una de las principales causas de muerte, pero eso no significa que tengas que aceptarlo como tu destino. Si bien no tienes la capacidad de cambiar algunos factores de riesgo, como los antecedentes familiares, el sexo o la edad, existen algunos pasos clave para la prevención de enfermedades cardíacas que puedes tomar para reducir su riesgo.

Cómo se puede prevenir las enfermedades cardiovasculares

La prevención de la enfermedad cardiovascular se puede lograr mediante la práctica de ejercicio regular, manteniendo una dieta saludable y equilibrada, evitando fumar tabaco y manteniendo una presión arterial óptima y niveles normales de colesterol LDL y glucosa.

Dejar de fumar y adelgazar, sinónimos de prevenir el riesgo cardiovascular

Fumar o consumir tabaco de cualquier tipo es uno de los factores de riesgo más importantes para el desarrollo de enfermedades del corazón. Los productos químicos en el tabaco pueden dañar tu corazón y los vasos sanguíneos, provocando el estrechamiento de las arterias debido a la acumulación de placa (aterosclerosis). La aterosclerosis en última instancia puede conducir a un ataque al corazón.

El monóxido de carbono en el humo del cigarrillo reemplaza parte del oxígeno en su sangre. Esto aumenta su presión arterial y ritmo cardíaco al obligar a su corazón a trabajar más para suministrar suficiente oxígeno.

Por otro lado, tener sobrepeso aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca al ocasionar presión arterial alta, colesterol alto y diabetes. El síndrome metabólico, una combinación de grasa alrededor de tu abdomen, presión arterial alta, azúcar alta en la sangre y triglicéridos altos, también aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca.

Cómo se puede prevenir el riesgo cardiovascular

Comer sano y hacer deporte, tus aliados para prevenir enfermedades cardiovasculares

Comer una dieta saludable puede reducir su riesgo de enfermedad cardíaca. Una dieta rica en frutas, verduras y granos integrales puede ayudar a proteger tu corazón. Trata de comer frijoles, productos lácteos bajos en grasa o sin grasa, carnes magras y pescado como parte de una dieta saludable.

Evita demasiada sal y azúcares en tu dieta. Limitar ciertas grasas que comes también es importante. De los tipos de grasas saturadas, poliinsaturadas, monoinsaturadas y grasas trans, trata de limitar o evitar las grasas saturadas y grasas trans.

Pero no tienes que eliminar todas las grasas de tu dieta. Las grasas saludables de origen vegetal, como el aguacate, las nueces, las aceitunas y el aceite de oliva, ayudan a tu corazón a reducir el tipo malo de colesterol. Al igual que las provenientes del aceite de krill.

Suplementos naturales para prevenir enfermedades cardiovasculares

Los suplementos naturales que puedes tomar para prevenir enfermedades cardiovasculares están relacionados con el control del colesterol y del peso.

Para controlar el colesterol malo de tu cuerpo, te recomendamos Armolipid Plus, siempre acompañado de una buena dieta y ejercicio. Otra opción fantástica para mejorar la salud de tu corazón gracias al control del peso son los comprimidos de XLS Medical, ya que activan el metabolismo de los hidratos y reducen su absorción.